MOLLETES DE ANTEQUERA

#Masas, panes y repostería 12 octubre 2020

¿Te has quedado sin pan para el bocadillo de tus hijos? 


Yo te traigo la solución, prueba a hacer estos súper esponjosos molletes de Antequera con los que nunca estarás desaviada. Sólo tienes que hacerlos y en cuanto estén fríos congelarlos, y así siempre tendrás pan blandito como el primer día.


El truco de estos molletes y de la mayoría de las masas de pan, está en el tiempo que debes tenerla en reposo. Cuanto más tiempo de reposo tengan, más buenos te van a salir.


Empezamos.....




https://cookidoo.es/recipes/recipe/es-ES/r312318


Ingredientes (12 unidades)


Masa madre


- 10 gramos de levadura prensada fresca


- 50 gramos de leche


- 85 gramos de harina de fuerza


- agua templada


Masa


- 600 g de harina de fuerza (y un poco más para espolvorear)


- 350 g de agua


- 50 g de aceite de oliva


- 10 g de sal


- 1 cucharada de azúcar


Preparación


Masa madre


1. Lo primero que vamos a preparar es la masa madre. Un pan con masa madre siempre os va a salir mucho más rico y esponjoso. Así que ponemos en el vaso la leche y la levadura y programamos 2 min/37°C/vel 2.


2. Incorporamos la harina y mezcle 15 seg/vel 6. Retiramos la masa del vaso y le damos forma de bola. Ahora ponemos la bola de masa en un bol,  la cubrimos con agua templada y la dejamos reposar hasta que flote (aprox.10 minutos).


Masa


3. Pasados esos 10 minutos, ponemos en el vaso la harina, el agua, el aceite, la sal, el azúcar y la bola de masa madre. Amasamos 3 min/velocidad espiga. Dejamos reposar dentro del vaso hasta que doble su volumen (40-60 minutos, en función de la temperatura ambiente). Es súper importante que cumplamos los tiempos de reposo para que la masa fermente.


4. Con la espátula, bajamos la masa hacia el fondo del vaso y amasamos 1 min/velocidad espiga. Echamos la masa sobre la encimera espolvoreada con harina, formamos un cilindro y lo cortamos en 12 rodajas de aprox. 100 g. Ahora tenemos que aplastarlos ligeramente  y dándole forma ovalada.


5. Repartimos las masas en 2 bandejas de horno forradas con papel de hornear, cubrimos con un paño limpio de algodón y dejamos reposar hasta que doblen su volumen (otros 40-60 minutos, en función de la temperatura ambiente). Vuelvo a repetir, importantísimo el tiempo de reposo!!!


6. Precalentamos el horno a 200°C con calor arriba y abajo.


7. Una vez transcurrido ese tiempo, espolvoree los molletes con un poco de harina, bajamos la temperatura del horno a 180°C y horneamos cada bandeja durante 15 minutos (los molletes no deben dorarse). Retiramos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla (aprox. 30 minutos).


Y listo, ya podemos disfrutar de estos riquísimos molletes. Podemos consumirlos inmediatamente o congelarlos.


Si optamos por la opción de congelarlos, sólo tendremos que sacarlo del congelador un par de horas antes de consumirlos en una bolsa cerrada y quedarán tan blanditos como el primer día.


Os animo a hacerlos, es muy fácil. En casa nos encantan!!!


Os dejo más arriba una foto de mi última horneada!! Y este me lo voy a comer yo!!! Jejeje