BOLLOS SEVILLANOS

#Masas, panes y repostería 15 marzo 2021

Os voy a enseñar una receta con la que vais a conseguir un pan realmente espectacular!!


Se trata de unos bollos sevillanos, uno de los mejores panes que he elaborado con Thermomix® .



Para realizar esta receta primero tenemos que hacer un pre fermento, que deberemos hacer el día antes o al menos 4 horas antes de la elaboración del pan.


El Poolish (pre fermento) puede durar hasta 3 días en el frigorífico. Lo que tenéis que tener en cuenta es que cuando lo vayáis a utilizar lo debéis sacar al menos 3 horas antes.


INGREDIENTES:


POOLISH (PRE FERMENTO)


- 150 gr de harina de fuera


- 150 gr de agua


- 5 gr de levadura fresca o un pellizco de levadura de panadería deshidratada


MASA:


- 100 GR DE Poolish


- 450 gr de harina de fuerza


- 225 gr de agua


- 12 gr de levadura fresca


- 10 gr de sal



PREPARACIÓN:


1.Vamos a empezar preparando el poolish, el pre fermento. Lo debemos hacer preferiblemente el día anterior porque hay que dejarlo fermentar.


2.Echamos en el vaso 150 gr de harina, 150 gr de agua y los 5 gr de levadura fresca, y mezclamos 5 segundos a velocidad 4. Bajamos los ingredientes con la espátula hacia el fondo del vaso y volvemos a repetir 5 segundos a velocidad 4.


3.Lo echamos en un bote de cristal y lo tapamos con papel film. Lo dejaremos a temperatura ambiente hasta que aparezcan burbujas y fermente bien. Podéis hacerlo la noche antes y por la mañana lo tenéis listo. Tened en cuenta que fermenta bastante para que elijáis un bote grandecito y así evitar que se salga.


4.Ahora vamos con la masa. Ponemos en el vaso 100 gr de Poolish, 450 gr de harina de fuerza, 225 gr de agua, 12 gr de levadura fresca y 10 gr de sal. Como lo estamos haciendo de forma manual, nos vamos a la pantalla de modos y seleccionamos “amasar” y le vamos a programar 3 minutos.


5.Sacamos la masa con cuidado y la colocamos en la encimera dándole forma de bola. Se maneja muy bien.


6.Estiramos con el rodillo formando un rectángulo no muy ancho de 1 cm de grosor y la plegamos en 3 o 4 veces sobre sí misma.





La dejamos reposar 3 minutos, La giramos 90º y la volvemos a estirar de nuevo, y otra vez la dejamos reposar 3 minutos. Este proceso lo haremos al menos 5 veces. Los tiempos de reposo nos permiten estirar mejor la masa, no nos va a costar trabajo.


7.Una vez terminados todos los pliegues, enrollamos la masa sobre sí misma y la tapamos con un paño para que no se seque unos 15 minutos.






8.Dividimos la masa en 4 porciones y volvemos a estirar la masa formando una lengua, la enrollamos sobre sí misma cerrando con presión la unión con los dedos.








También cerraremos bien los extremos dándole forma de pico.




9. Lo colocamos en una bandeja de horno sobre papel de hornear y lo tapamos de nuevo dejándolo reposar de nuevo otros 15 minutos. La masa adquirirá algo de volumen pero no mucho.


10.Precalentamos el horno a 200ºC y le introducimos una bandeja con agua en la parte baja de horno para crear humedad.


11.Una vez pasado ese tiempo, le haremos un corte de 1 cm más o menos a lo largo, procurando que el corte sea por igual para que pueda subir la “panza del bollo”.





12.Horneamos durante 15 minutos a 200ºC con calor arriba y abajo y ventilador y después otros 15 minutos a 200ºC pero retirando la bandeja de agua. Los tiempos del horno son orientativos, tendréis que ir mirando en el último paso por si lo queréis más tostado o menos.




13.Una vez retirados el horno, lo dejamos enfriar sobre una rejilla.







Y listo!! A disfrutar de un auténtico pan casero!!!